Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Saluda del Alcalde

Ayuntamiento de Jimera de Líbar

Saluda del Alcalde

Hola, muy buenas, quiero saludar a todos los navegantes y especialmente a aquellos que han llegado a esta página, soy el alcalde de este bello pueblo. Si habéis navegado por esta página, habéis podido ver y comprobar que es como una perla salvaje incrustada en la naturaleza viva y salvaje de esta Serranía de Ronda, parece que las olas de un vendaval la han depositado en la falda de este singular valle, lugar por el que pasaron y habitaron iberos, fenicios, romanos y árabes antecesores de los hospitalarios vecinos de esta localidad malagueña.

Desde esta página os invito a todos a que nos visitéis en cualquier época del año y que sean vuestros propios sentidos los que sientan de cerca la belleza y la singularidad de este lugar.

Si nos visitáis en otoño, disfrutareis de sus pardos y rojizos colores del chopo y del abedul, del fresno, de la acacia, del alcornoque y la encina, del maltranto, del acebuche y del canto de los petirrojos en las ramas de la espesa vegetación del lugar.

Si elegís el invierno gozareis y os acogerán las cálidas casas rurales acondicionadas al frio del invierno serrano, con gruesos muros para que disfrutéis de una estancia inolvidable al fuego de sus chimeneas acondicionadas para el disfrute y gozo de los visitantes. El gallo será vuestro despertador, que al despuntar la mañana se desgañita con su canto, que parece decirnos que el día ha comenzado y que la vida está ahí, para disfrutarla y vivirla; si se elige la época primaveral, el valle estará reventando de vida con los campos floridos, llenos de vida salvaje y de profundos aromas que perfuman la salvaje naturaleza que os imbuyerán y embriagarán hasta dar la sensación de estar borrachos de salud y de vida; si elegimos la época estival gozaremos de sus frescas, cristalinas y limpias aguas que de sus abundantes manantiales brotan entre las piedras de sus altos riscos por donde habitan cabras montesas, muflones y venados; en la bóveda azul de su cielo verás águilas reales, buitres, aguilillas, abejarucos, en las tardes apacibles de su verano cuando la chicharra descansa de su canto y el sol se esconde por detrás del Martín Gil y en nuestro apacible paseo por caminos y veredas nos pueden sorprender con su aspaviento, una bandada de perdices, el canto de un mirlo buscando cobijo en el zarzal de un arroyo, el trino de un jilguero o el salto de un cigarrón.

Tú, navegante dirás: qué exagerado es este hombre, cómo pone a su pueblo; no, no exagero, ven a Jimera y por tus propios sentidos comprobarás lo que en esta carta te digo, que como verás en este lugar abunda la paz, el sosiego, la tranquilidad, la amistad y hospitalidad de su gente, la conservación y belleza incomparable del entorno y de sus parajes.

Muchas gracias por vuestra atención y espero veros en nuestra localidad para disfrutar juntos de lo que Dios nos ha dado y que la naturaleza se ha encargado de esculpir: este lugar tan singular y bello que es Jimera de Líbar.

Francisco Javier Lobo Caballero
Alcalde de Jimera de Líbar (Málaga)